BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA

1. LA REPRODUCCIÓN ASEXUAL

La reproducción puede definirse como la capacidad de los seres vivos para hacer copias semejantes de sí mismos. La forma de reproducción más sencilla es la reproducción asexual. Esta consiste en la división del organismo en dos o más partes, de forma que cada una de esas partes originará un nuevo individuo. El resultado siempre son individuos idénticos al progenitor.

REPRODUCCIÓN ASEXUAL EN UNICELULARES

Los organismos unicelulares (bacterias, protozoos, algunas algas y ciertos hongos) se reproducen asexualmente. Para ello existen diversos mecanismos: bipartición, gemación y esporulación. BIPARTICIÓN El núcleo de la célula (o el ADN en bacterias) se divide en dos núcleos idénticos. Luego, cada célula se divide en dos células de similar tamaño. GEMACIÓN El núcleo se divide en dos. Uno de ellos migra hacia la periferia de la célula, formando una yema, que se desprende de la célula madre. El resultado son dos células de tamaño muy diferente. ESPORULACIÓN El núcleo celular se divide numerosas veces. Cada núcleo se rodea de una membrana, originando numerosas células hijas diminutas llamadas esporas.

REPRODUCCIÓN ASEXUAL EN ANIMALES

Aunque la mayoría de los animales se reproducen sexualmente, algunos pueden hacerlo de forma asexual mediante dos mecanismos: GEMACIÓN Típica de pólipos (medudas, corales) y esponjas. En la superficie del cuerpo del animal se multiplican células que forman una protuberancia o yema. Esta yema se desprenderá del animal y formará un nuevo individuo. A veces, las yemas quedan unidas al animal original, formando colonias de animales (corales). ESCISIÓN O FRAGMENTACIÓN Se da en pólipos y algunos gusanos. El animal se divide en dos o más fragmentos y cada uno de ellos origina un nuevo animal. Ciertos animales, como la estrella de mar son capaces de regeneración, es decir, que a partir de un fragmento de su cuerpo pueden formar el animal completo. Pero esto es accidental y no es su forma de reproducción habitual.

REPRODUCCIÓN ASEXUAL EN PLANTAS

Casi todas las plantas pueden reproducirse asexualmente de una u otra forma. Los mecanismos más habituales son: la reproducción vegetativa y la reproducción por esporas.

A.

REPRODUCCIÓN VEGETATIVA

Las nuevas plantas se forman a partir de una parte de la planta materna, bien un tallo, una raíz o un bulbo. TUBÉRCULOS Los tubérculos (patata, batata) son tallos subterráneos de reserva. Cada uno de estos tubérculos o un trozo de ellos) puede originar una planta completa. BULBOS Los bulbos (ajos, cebollas) son hojas de reserva. En primavera los bulbos forman nuevas plantas. ESTOLONES Los estolones (fresas) son raíces horizontales que forman nuevas raíces y tallos independientes de la planta madre. Además de estos mecanismos, muchas plantas pueden reproducirse a partir de un fragmento de tallo (esqueje).

B.

REPRODUCCIÓN POR ESPORAS

Es típica de musgos, helechos y algunos organismos que no son plantas, como los hongos. Las esporas son células individuales que se multiplican y pueden dar lugar a un organismo completo. Las esporas se forman en órganos especiales llamados esporangios.

LA REPRODUCCIÓN

2º ESO- CIENCIAS DE LA NATURALEZA.

2ESO 2ESO
2ESO 2ESO
BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA