BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA
Los seres humanos son los principales alteradores de los suelos.

DEGRADACIÓN Y PÉRDIDA DE SUELOS

Los seres humanos realizan numerosas actividades que contribuyen a la alteración de los suelos, como: La deforestación: la tala de bosques, bien para obtener madera o para conseguir tierras de cultivo. Elimina la cubierta vegetal y facilita la erosión del suelo. Sobreexplotación de cultivos: la agricultura intensiva empobrece los suelos de minerales. Para solucionarlo se emplean fertilizantes y abonos que contaminan el suelo y las aguas subterráneas. El sobrepastoreo: consumo excesivo de pastos por parte del ganado. Deja al suelo sin vegetación y desprotegido. Estas actividades producen degradación del suelo, reduciendo su calidad y fertilidad, y pérdida de suelos por la erosión.

PROTECCIÓN DE LOS SUELOS

Contra las actividades que degradan y eliminan suelos se puede actuar con medidas de protección, como: Repoblación forestal: plantar árboles y arbustos autóctonos, propios de cada lugar, para proteger los suelos de la erosión. Esto es especialmente importante en zonas altas y con fuertes pendientes. Agricultura protectora: actividades agrícolas como la rotación de cultivos (cambio de cultivo cada pocos años) y no hacer surcos a favor de pendientes. Rotación del ganado: evitar el sobrepastoreo moviendo el ganado periódicamente de unos lugares a otros.

EL SUELO

7. ALTERACIÓN HUMANA DE LOS SUELOS

2º ESO- CIENCIAS DE LA NATURALEZA.

2ESO 2ESO
2ESO 2ESO
BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA