BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA

7. EXCRECIÓN EN ANIMALES

Las  

células  

utilizan  

los  

nutrientes  

de  

los  

alimentos

y  

el  

oxígeno  

para  

sus  

funciones.  

Al  

realizar  

esas

funciones,   

las   

células   

producen   

desechos   

que

deben ser expulsados, pues son tóxicos.

Algunos animales muy sencillos vierten los desechos directamente al medio, pero en la mayoría los desechos suelen ser vertidos a la sangre, que los lleva a los órganos encargados de su expulsión: los órganos excretores. La excreción es la expulsión al medio externo de los desechos producidos en las células. Otros residuos, como heces, regurgitaciones o egagrópilas, no son excreción.

ÓRGANOS EXCRETORES

Son los encargados de la expulsión de los desechos celulares. Existen muchos tipo en animales: glándulas sudoríparas, glándulas lacrimales, glándulas de sal, etc. Sin embargo, los más importante son los que expulsan dióxido de carbono y orina. Dióxido de carbono: es expulsado por los órganos respiratorios (branquias, pulmones, piel) que, por tanto, también son órganos excretores. Orina: formada por agua con sustancias disueltas. Es muy variable. En animales de agua dulce es muy abundante y diluida. En animales marinos y terrestres es escasa pero concentrada. El princiopal órgano excretor de orina es el riñón.

NUTRICIÓN EN ANIMALES

2º ESO- CIENCIAS DE LA NATURALEZA.

2ESO 2ESO
2ESO 2ESO
BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA