DINÁMICA TERRESTRE. TECTÓNICA DE PLACAS

7. SUBDUCCIÓN Y OROGÉNESIS

El origen y disposición de los océanos, los continentes y las cordilleras ha sido objeto de debate geológico durante muchos siglos. Dos conjuntos de hipótesis rivalizaban para dar una explicación: el fijismo y el movilismo. Según el fijismo, continentes y océanos han tenido siempre la misma forma y han ocupado los mismos lugares a lo largo de toda la historia del planeta. Para el movilismo, tanto la forma como la posición de ambos habrían cambiado con el tiempo. Hasta el siglo XX predominaron las ideas fijistas, muy relacionadas con el catastrofismo y el creacionismo. La orogénesis u origen de las montañas y cordilleras era explicado mediante el contraccionismo. Según esta idea, al principio la Tierra estaba muy caliente y, a medida que se fue enfriando se contrajo. Esta contracción ‘arrugó’ la superficie terrestre, formando las montañas. La tectónica de placas ha conseguido dar una explicación mucho más avanzada y concordante con todos los fenómenos geológicos que se observan en nuestro planeta. Como las placas litosféricas se mueven, es en sus límites o bordes donde se produce la mayoría de los fenómenos geológicos. En su interior apenas hay actividad tectónica. Las zonas de subducción se llaman también bordes destructivos o convergentes, pues en ellos dos placas se aproximan y chocan, destruyendo litosfera oceánica, que subduce y regresa al manto. Es en estas zonas donde se forma la mayoría de las cordilleras, al plegarse la litosfera y los sedimentos de su superficie. Según el tipo de placas implicadas en el choque, pueden darse tres situaciones diferentes: CHOQUE ENTRE LITOSFERA OCEÁNICA Y LITOSFERA CONTINENTAL La placa oceánica, más delgada y densa, se hunde bajo la continental. Este proceso se denomina subducción. Al descender, la placa oceánica que subduce forma un plano inclinado de unos 45º, el plano de Benioff, a los largo del cual se producen numerosos terremotos a diferente profundidad. En el límite entre las placas se forma una fosa oceánica donde se destruye litosfera oceánica. A partir de unos 100 km de profundidad, la placa que subduce comienza a fundirse por la elevada temperatura. La roca fundida asciende y, si encuentra grietas, puede llegar a la superficie, en la placa continental, formando una cadena de volcanes en el borde del continente: cordillera pericontinental. Esto sucede en el choque entre la placa de Nazca y la Sudamericana. Al hundirse, la placa de Nazca ha formado la cordillera de los Andes. CHOQUE ENTRE DOS LITOSFERAS OCEÁNICAS La placa más antigua, más densa, se introduce bajo la otra. Se producen los mismos fenómenos que en el caso anterior (fosa, plano de Benioff, terremotos, fusión, vulcanismo), pero en este caso, al no haber continente, la cadena de volcanes se forma en el océano, formando arcos de islas volcánicas. Es el caso de Japón, las Filipinas, las Kuriles, etc., formadas al subducir la placa Pacífica bajo la Euroasiática. CHOQUE ENTRE DOS LITOSFERAS CONTINENTALES En este caso no puede haber subducción, pues ambas placas son demasiado gruesas y ligeras. Los materiales que había entre ambas placas y las propias placas se pliegan y se elevan, formando cordilleras en la zona de unión (cordilleras intracontinentales o de colisión). Un ejemplo es el Himalaya, formado por el choque entre la placa Euroasiática y la Indoaustraliana.
BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA 4º ESO
BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA
Animación bordes convergentes Animación bordes convergentes
“Para ir a donde no se sabe hay que ir por donde no se sabe.” San Juan de la Cruz “It must be a strange world not being a scientist, going through life not knowing--or maybe not caring about where the air came from, where the stars at night came from or how far they are from us. I WANT TO KNOW” Michio Kaku