3. ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Los microorganismos (MO) nos acompañan toda la vida y, de hecho, tenemos más células bacterianas en nuestro cuerpo que células propias. En general, estos MO no afectan a nuestra salud o son beneficiosos. Sin embargo, un pequeño grupo de ellos (MO patógenos) pueden producir enfermedades de diversa consideración. Estas enfermedades se denominan infecciosas. Se llama infección a la entrada y multiplicación de MO patógenos en un ser vivo, ocasionándole daños que constituyen las enfermedades infecciosos. Cuando el parásito es de tamaño macroscópico se denomina infestación. Los ectoparásitos viven en el exterior del huésped (garrapatas, sanguijuelas) y los endoparásitos, en el interior: lombrices intestinales, tenias. Las enfermedades infecciosas se deben a los daños causados directamente por los MO patógenos o por las sustancias que fabrican (toxinas). Estas enfermedades se desarrollan en tres etapas: Incubación: desde la entrada del MO hasta su reproducción. Desarrollo: aparecen los síntomas y actúan las defensas del huésped. Convalecencia: si las defensas vencen al parásito y el huésped se recupera. Si la enfermedad infecciosa aparece de manera puntual se denomina esporádica (faringitis, pie de atleta). En caso contrario pueden darse epidemias, endemias y  pandemias. Las epidemias son enfermedades (infecciosas o no) que aparece de forma brusca y afecta a muchas personas en una región determinada (gripe, sarampión). Las endemias son epidemias que sólo afectan a un país o región determinada (paludismo, bocio). Las pandemias son epidemias que se extienden por numerosos países (sida).

3.1. VÍAS DE TRANSMISIÓN DE LA INFECCIÓN

Los MO pueden pasar de un organismo enfermo a otro sano. Se dice que se transmite o que se produce un contagio entre ambos. El mecanismo de transmisión puede ser directo o indirecto: Contagio directo: hay un contacto directo y cercano entre enfermo y sano (sida, varicela). Contagio indirecto: el MO pasa del enfermo al medio ambiente, de donde es transmitido al individuo sano. La transmisión puede darse por contacto con objetos o alimentos o bien a través de animales llamados vectores (ratas, murciélagos, mosquitos). Las vías de transmisión indirecta más habituales son: El aire: típico de enfermedades respiratorias (gripe, tuberculosis). El agua: una de las vías más habituales en países con dificultad para obtener agua potable (cólera, tifus, disentería). Alimentos: salmonelosis, triquinosis, botulismo. Vectores: malaria (paludismo), enfermedad del sueño

3.2 AGENTES INFECCIOSOS

Entre las formas que pueden causar infecciones hay MO parásitos, como bacterias, hongos y protozoos; animales parásitos, como gusanos, insectos, arácnidos, …; y también formas acelulares, como los virus y priones. A finales del s. XIX, Robert Koch y Louis Pasteur  establecieron la teoría microbiana de las enfermedades infecciosas, que proponía que los MO eran los causantes de dichas enfermedades. Ambos demostraron independientemente la validez de la teoría y, Koch, en 1905, estableció sus famosos postulados para demostrar que un MO es el causante de una enfermedad: El agente patógeno debe estar presente en los animales enfermos y ausente en los sanos El agente debe ser cultivado en un cultivo puro aislado del cuerpo del animal. El agente aislado en el cultivo debe provocar la enfermedad en un animal susceptible al ser inoculado. El agente debe ser aislado de nuevo de las lesiones producidas en los animales de experimentación y ser idéntico al inoculado originalmente.

3.3. ENFERMEDADES DE ORIGEN BACTERIANO

Las bacterias son MO procariotas unicelulares. Sin embargo, muchos forman colonias en forma de biofilms, películas sobre diferentes superficies. Estas colonias les permiten intercambiar genes y nutrientes y protegerse. Las bacterias son los organismos más abundantes y diversos de nuestro planeta y la mayoría son inofensivas o beneficiosas para los humanos (flora bacteriana). Sin embargo, cierto número de bacterias son capaces de producir enfermedades más o menos graves mediante dos mecanismos: Invadiendo directamente los tejidos del hospedador, utilizando sus nutrientes y matando sus células. Por toxigenicidad, es decir, mediante la producción de toxinas, sustancias que actúan como venenos incluso en pequeñísimas cantidades. El número de enfermedades causadas por bacterias es ingente. Entre ellas destacan las siguientes: CÓLERA Bacteria: Vibrio cholerae. Es un bacilo con un flagelo. Provoca grandes epidemias y la muerte de unas 100.000 personas al año. Síntomas: la bacteria fabrica una enterotoxina  que provoca vómitos y diarreas que pueden conducir a la deshidratación y la muerte. Transmisión: aguas y alimentos con contaminación fecal. SALMONELOSIS Bacteria: varias especies de Salmonella. Causan fiebres tifoideas, paratifoideas y varios tipos de diarreas. Síntomas: fiebres, vómitos, diarreas (hemorrágicas o no). Transmisión: por agua y alimentos contaminados por heces. TIFUS Bacteria: bacterias del género Rickettsia. Síntomas: fiebre alta, dolores de cabeza y musculares, erupciones cutáneas- Transmisión: por piojos y pulgas de las ratas. BRUCELOSIS O FIEBRE DE MALTA Bacteria: Brucella. Síntomas: fiebre, dolor de cabeza, espalda, y muscular, debilidad Transmisión: contacto con ganado enfermo o consumo de la leche cruda de éste. TÉTANOS Bacteria: Clostridium tetani. Produce una potente neurotoxina, la toxina tetánica. Síntomas: la toxina produce violentos espasmos musculares que pueden conducir a la muerte por parálisis muscular. Se puede prevenir con la vacuna antitetánica o tratar con el suero antitetánico si ya se ha contraído. Transmisión: Sus esporas se hallan en el suelo, estiércol y metales oxidados, por lo que se contrae a través de heridas y mordeduras de animales infectados. MENINGITIS MENINGOCÓCICA Bacteria: bacteria Neisseria meningitidis o meningococo. Síntomas: inflamación de las meninges  (membranas que envuelven al sistema nervioso). Provoca rigidez de la nuca, fotosensibilidad, dolor de cabeza. Si llega a la sangre (septicemia) puede ser mortal. Transmisión: por contacto directo con las gotitas de saliva o estornudos de personas contaminadas. Existe vacuna. NEUMONÍA Bacteria: varios tipos de bacterias: Streptococcus pneumoniae (neumococo), Legionella, Mycoplasma, Chlamydia. Síntomas: suele aparecer tras una gripe o catarro. Provoca inflamación pulmonar con acumulación de líquido, dando fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, tos, dificultad respiratoria, dolores musculares, debilidad y falta de apetito. Transmisión: a través de microgotas de estornudos y tos de personas enfermas. Es muy habitual en hospitales (enfermedad nosocomial). La mejor prevención es la higiene y el lavado de manos y utensilios. TUBERCULOSIS O TISIS Bacteria: Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch. Invade los pulmones y son encerradas por el sistema inmune en nódulos o granulomas. Síntomas: si se reactivan los granulomas provocan fiebre, sudores, tos y fatiga con pérdida de peso. Produce graves lesiones pulmonares y óseas. Transmisión: por tos y estornudos de enfermos. Afecta sobre todo a pacientes inmunodeprimidos (leucemia, SIDA). Existe una vacuna y se previene con higiene. GONORREA Bacteria: Neisseria gonorrhoeae o gonococo. Síntomas: en hombres: secreción purulenta en la uretra y dolor al orinar; en mujeres:asintomática o secreción vaginal y molestias al orinar. Si se extiende hacia el útero puede dar esterilidad permanente. Transmisión: contacto sexual con personas infectadas. La mejor prevención es el uso de preservativo.
BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA
“Para ir a donde no se sabe hay que ir por donde no se sabe.” San Juan de la Cruz “It must be a strange world not being a scientist, going through life not knowing--or maybe not caring about where the air came from, where the stars at night came from or how far they are from us. I WANT TO KNOW” Michio Kaku
Mas100cia @Mas100Cia

SALUD Y ENFERMEDAD