BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA

1. LOS PRIMEROS ASTRÓNOMOS

Los primeros astrónomos fueron humanos primitivos que, observando el cielo, se preguntaron por primera vez sobre el significado de las estrellas, la Luna y el Sol. Al principio con reverencia y temor, pero después con espíritu práctico. El hombre empezó a relacionar los acontecimientos del cielo con los cambios de estaciones y otros fenómenos. Este entendimiento fue fundamental para los primeros agricultores y ganaderos, incluso para cazadores- recolectores, pues les indicaba cuándo sembrar o cuándo cosechar, que plantas o animales podían hallar en cada época del año, etc. La necesidad de poder predecir las estaciones llevó a un registro sistemático de las observaciones astronómicas, quizá como ritual religioso al principio, y así el conocimiento se incrementó y pasó de generación en generación. Aunque hace más de 9.000 años que hay evidencia de observaciones astronómicas, los verdaderos “padres” de la astrología (el estudio de los astros) fueron los babilonios, 2500 años AC, que describieron el movimiento del Sol, la Luna y los planetas, inventaron el sistema sexagesimal (que se mantiene en la hora y los ángulos), el zodiaco y los primeros calendarios.

1.1. ASTROLOGÍA

Las primeras observaciones sistemáticas del cielo tuvieron probablemente carácter ritual y religioso. Si un determinado acontecimiento (el comienzo de las estaciones, la época de lluvia o frío, etc) coincidía con disposiciones concretas de los astros, se supuso que esos astros podían ser los causantes de los cambios. Esto llevó a clasificar las estrellas y dar nombre a sus disposiciones aparentes en el cielo: las constelaciones. Así nació la astrología y el interés por entender cómo nos influían los astros, incluso a nivel personal. Los babilonios destacaron en esta disciplina, estableciendo el comienzo del año al empezar la primavera. Este hecho coincidía con la entrada del Sol en la constelación de Aries. A partir de ahí, aproximadamente cada mes, el Sol aparecía frente a una constelación diferente, dando origen al horóscopo. Los antiguos creían que la posición de las estrellas era permanente, pero tras 2.000 años las constelaciones han cambiado de posición y el horóscopo actual tendría que ser distinto. Hoy sabemos, además, que las constelaciones están formadas por estrellas sin ninguna relación, a ves separadas por inmensas distancias. La astrología es una pseudociencia, sin ningún valor predictivo. La única influencia de los astros sobre las personas es su atracción gravitatoria, y ésta es tan débil, que cualquier persona cercana a nuestra madre en el momento en que nacimos tendría más influencia.

1.2. DE LA ASTROLOGÍA A LA ASTRONOMÍA

Los primeros estudios científicos de los astros no distinguían la astrología de la astronomía y mitos y hechos se mezclaban en sus explicaciones. Poco a poco, el razonamiento matemático y las leyes físicas se impusieron dando lugar a la astronomía moderna. Algunos de los nombres más importantes en esta transición son los siguientes: Aristóteles (384-322 aC), filósofo griego, propuso un sistema geocéntrico, con la Tierra en el centro del universo y todo los demás cuerpos conocidos girando en esferas perfectas alrededor. Aristarco de Samos (310-230 aC), jónico, ignoró a Aristóteles, haciendo sus propios cálculos y proponiendo un modelo heliocéntrico. El Sol, que consideró mucho mayor que la Tierra, estaría en el centro. Eratóstenes (276-174 aC) calculó con mucha precisión el perímetro y el radio de la Tierra. Hiparco de Nicea (190-120 aC) elaboró el primer mapa estelar con más de 850 estrellas. Ptolomeo (100-170 dC) revisó los escritos de Aristóteles, adoptando su modelo geocéntrico y mejorándolo mediante numerosos cálculos matemáticos. Todo ello lo publicó en una obra monumental: Almagesto. Aunque tremendamente complejo, el modelo fue aceptado por su gran capacidad predictiva y porque concordaba con las ideas religiosas cristianas imperantes. Cualquier idea contraria era considerada herejía y podía suponer una condena a muerte. Copérnico (1473-1543 dC) tras más de 1300 años de astronomía ptolemaica aparece uno de los mayores astrónomos de todos los tiempos. Copérnico retomó la idea de un universo heliocéntrico, rehízo todos los cálculos matemáticos y obtuvo un modelo racional y de una sencillez y belleza excepcional. Sin embargo, por miedo a la Iglesia, no publicó sus ideas hasta el año de su muerte. Décadas después, Kepler  (1571-1630), basándose en las detalladas observaciones de Tycho Brahe, descubre que las órbitas de los planetas son elípticas, y no circulares como pensaba Copérnico. Giordano Bruno (1548-1600 dC) admirador de Copérnico, del que tomó su modelo heliocéntrico, fue más allá en sus ideas y afirmó que el universo es infinito y que las estrellas nocturnas son otros tantos soles con planetas y seres vivos como en el nuestro. Sus ideas, consideradas heréticas, le condujeron a ser arrestado, juzgado y condenado a la hoguera, donde murió sin retractarse de sus ideas. Galileo (1564-1642 dC) coetáneo de Bruno y Kepler, construyó un telescopio que le permitió realizar observaciones asombrosas: descubrió 4 lunas de Júpiter y los anillos de Saturno. Hizo precisos cálculos que consolidaron el modelo copernicano. Perseguido por la iglesia, encarcelado y juzgado, se retractó de sus ideas, por miedo a acabar como Bruno. Se le condenó a arresto domiciliario hasta que murió. La iglesia católica no los rehabilitó hasta 1992. Newton (1643-1727 dC) considerado el científico más importante de la historia debido a sus múltiples aportaciones, estableció la teoría de la gravitación universal, que explicaba por fin el movimiento de los cuerpos celestes. El modelo heliocéntrico quedó establecido de forma definitiva e incuestionable.
“Para ir a donde no se sabe hay que ir por donde no se sabe.” San Juan de la Cruz “It must be a strange world not being a scientist, going through life not knowing--or maybe not caring about where the air came from, where the stars at night came from or how far they are from us. I WANT TO KNOW” Michio Kaku
Mas100cia @Mas100Cia

ORIGEN DEL UNIVERSO